¿Cómo mejorar la dicción/habla? – Logopedia

Mejorar la dicción al hablar en público.

El hablar incorrectamente no es algo exclusivo de la edad infantil, ni la terapia de logopedia está indicada únicamente para esta edad. De hecho cada vez son más las personas adultas que buscan ayuda para mejorar su dicción.

En los últimos años, gracias al crecimiento de las nuevas tecnologías y al cambio  en la sociedad, se viene observando más que nunca lo necesario que es hacer un buen uso del lenguaje expresivo, con el fin de transmitir adecuadamente las ideas y hacerse entender por los demás.

Esta necesidad queda reflejada en la búsqueda inquietante de recursos con el objetivo de mejorar la habilidad de expresarse con mayor claridad.

El hecho de tener una entrevista de trabajo, el enfrentarse cada día al trabajo, para muchas personas puede suponer un sufrimiento.

Hablar bien, es el propósito de muchas personas, para poder comunicar sus ideas por medio de las palabras, pero sin embargo en muchas ocasiones no se transmite aquello que se busca. Bien por problemas de fluidez, por una inadecuada articulación, por una incorrecta respiración, por falta de vocabulario, porque el mensaje no es claro, ni ordenado. Fallando así la comunicación.

Hablar correctamente nos aporta bienestar, seguridad en uno mismo, pero ante todo nos abre las puertas del mundo laboral.

Los errores a la hora de comunicarse no están exentos de consecuencias emocionales, laborales y sociales.

Tener una oratoria correcta al hablar

Para poder comunicarse adecuadamente y que el mensaje llegue a la persona o grupo de personas, es necesario entre otros requisitos:

  • Tener un adecuado conocimiento del tema del que se va hablar.
  • Saber lo que se quiere decir y decirlo coherentemente.
  • Usar las palabras  exactas.

Aunque cada persona tiene su propio estilo de expresarse, este debe ser claro, para que lo que se transmita sea comprendido.

  • Conciso, es decir, expresar aquello que realmente tiene valor comunicativo.
  • Coherente para que exista relación entre las ideas que se expresan y estar adaptado el vocabulario o el léxico al contexto comunicativo.
  • Sencillo y natural que no es sinónimo de no elegante.

Qué aspectos influyen en una adecuada comunicación.

Como hemos comentado anteriormente, existen ciertos requisitos que son imprescindibles, para comunicarse con éxito,  pero por sí solos no son suficientes para  garantizar  una correcta comunicación, un ejemplo de ello se ve reflejado en algunos de nuestros políticos y ciertas  personas públicas que gozan de un gran prestigio social.

Qué es necesario en la oratoria.

A continuación veremos por qué son importantes otros aspectos en una correcta comunicación, que en muchas ocasiones caen en el olvido, como son:

  • Tener una adecuada respiración, sin ella la voz flaquea, se quiebra. La respiración permite manejar los cambios de intensidad, la expresión, las  pausas y los ritmos, todos estos aspectos son fundamentales en la comunicación.
  • Articular bien las palabras es pronunciar adecuadamente. La lengua, los labios, los dientes, el maxilar, el paladar y el velo del paladar son órganos que modifican el sonido ocasionado por el mecanismo de la voz.  El tono de la voz se puede mejorar por medio del movimiento conjunto de estos órganos, cambiando  la forma y el tamaño de la cavidad bucal.

La articulación descuidada dificulta al oyente poder comprender bien la información, y sin ninguna duda deja al que habla en una situación desfavorable, aún teniendo los suficientes recursos, pero estos mal utilizados llegan a perder su eficacia comunicativa. No pronunciar claramente los sonidos, los finales de las palabras o descender el tono al final de una oración compromete la inteligibilidad del habla.

Para que la articulación sea precisa es necesario:
  • Claridad: se consigue a través de la acción conjunta de los órganos y músculos encargados de la producción de los sonidos (lengua, labios, dientes, velo del paladar, etc.) son los mismos que llevan a cabo las funciones orofaciales de respiración, soplo, alimentación, etc.

Igualmente hay que tener presente que las alteraciones anatómicas y funcionales del sistema orofacial pueden ocasionar entre otras dificultades, alteraciones del habla comprometiendo la inteligibilidad del habla.

  • La intensidad de la voz puede afectar a la inteligibilidad del habla, lo correcto es hablar con una intensidad adecuada para poder ser oído. Para ello hay que hacer un uso adecuado de la fuerza vocal y enfatizar las expresiones orales con distintos matices, teniendo en cuenta lo que en cada momento se quiere transmitir.
  • La flexibilidad de la voz debe ser adecuada para trasmitir en cada acto comunicativo las connotaciones significativas y emocionales que precisa una pronunciación esmerada.
  • La velocidad del habla no debe ser ni excesivamente lenta, ni rápida, porque de ser así, el oyente pierde el interés y terminara por desconectar. La velocidad del habla se debe ajustar teniendo en cuenta lo que se está comunicando y a quien se le comunica.
  • El ritmo está íntimamente relacionado con la velocidad del habla y como comentábamos anteriormente éste se debe ajustar al contexto comunicativo.

Las diferencias que se producen en el ritmo, en la modulación de la voz y del acento dan significado preciso a la expresión oral.

  • La entonación es un aspecto sonoro no verbal, que tiene una función primordial en la comunicación.

Tener tono de voz  refleja lo que se dice, con lo que se siente.

  • Enfatizar para dar sentido a lo que se expresa, es decir, hay que marcar aquellas expresiones que dan más valor comunicativo a lo que estamos exponiendo. Cuando el tono de voz es monótono, se pierde el interés de la conversación.
  • Utilizar un lenguaje sencillo y natural, es decir que las palabras que se dicen y como se dicen no estén enmarañadas. Ello no excluye en ningún momento de utilizar un leguaje apropiado.

Como ha quedado demostrado el principal modo de comunicación es la palabra, pero sin embargo esta debe de ir acompañada de comunicación no verbal.

Mantenernos inmóviles durante la comunicación denota lejanía. Los gestos transmiten estados y actitudes de la persona.

Cuándo se debe de ir a un logopeda

Siempre que no se esté cómodo con la forma en que nos expresemos, cuando la voz nos falla, se agota al final del día, cuando los demás no entienden bien  lo que decimos o cuando uno quiere mejorar su dicción.

Es habitual que los malos hábitos del habla se arrastren desde la edad infantil. Eliminarlo puede ser una tarea forzosa, que requiera práctica y constancia, pero no imposible

Las dificultad en el habla, no deben interferir en el ámbito personal, no deberían interpretarse como un impedimento, para conseguir aquellos propósito que se persiguen ya sean éstos de ámbito personal,  laboral, o social.

Sin ninguna duda el logopeda, te va ayudar a que te puedas expresar con mayor eficacia y seguridad, mejorando así todos los ámbitos de tu vida.

Qué se puede mejorar en la terapia de logopedia.

Todos los aspectos que están relacionados con la comunicación tanto verbal, como no verbal, por medio de diferentes técnicas o procedimientos.

 

 

 

 

 

Diplomada en Logopedia por la Universidad Complutense de Madrid, Experta en Patología de la Voz, Experta en Intervención Logopédica: Perturbaciones del Lenguaje y la Audición por la Facultad de Alcalá de Henares, Educadora de discapacitados Psíquicos y físicos y he realizado diferentes cursos dentro del ámbito logopédico.

Leave A Comment