Hábitos orales-maloclusión

Los hábitos orales en los niños.

Los malos hábitos orales en los niños pueden ocasionar malformaciones orofaciales. Estas malformaciones a su vez, pueden ocasionar otras alteraciones como pueden ser problemas de deglución y de articulación de las palabras.

El propósito de este artículo es identificar precozmente los malos hábitos orales en el niño, que podrían ocasionar malformaciones orofaciales, ya que éstos pueden producir cambios en los tejidos blandos e inferir en el correcto crecimiento y en desarrollo craneofacial.

Resultado de imagen de niño mamando

La succión es un acto fisiológico y normal en los bebés y en los niños de corta edad. Les permite alimentarse eficazmente para un adecuado desarrollo. Por medio de ecografías se observa que el proceso de succión se inicia en la gestación, como un acto reflejo que prepara su organismo para alimentarse después de nacer.

Según el bebé va creciendo el proceso de succión va desapareciendo, alrededor del sexto mes de vida.

La erupción de los primeros dientes (incisivos inferiores), ocurre generalmente a los 5 o 6 meses de edad, marca el límite de la etapa de succión y el inicio de cambios de la musculatura dirigida a establecer la deglución definitiva. La succión se transforma en sorbición en la deglución de los líquidos.

Algunos niños después de la etapa de succión como proveedora de la alimentación, adquieren hábitos orales que si se mantienen en el tiempo pueden ser perjudiciales.

El hábito de succión debe de erradicarse a los dos años de edad.

La alimentación materna constituye la forma más ideal de prevención de las disfunciones estomatológicas, además de los múltiples beneficios que conlleva. Con ella el bebé entrena todos los músculos de la cara, boca y lengua; por consiguiente el niño tendrá una mayor capacidad para hablar mejor.

Consecuencias de los malos hábitos orales en la edad infantil.

Los hábitos no fisiológicos son aquellos que efectúan fuerzas perjudiciales para los dientes, arcos dentarios y tejidos blandos, dentro de estas encontramos la succión del dedo, la deglución atípica, la respiración oral y el uso prolongado del chupete.

Succión del digital

Resultado de imagen de succion digital en niños

Es de los hábitos orales más frecuentes, el niño succiona el pulgar introducido en la boca en forma de gancho. Los músculos activos en este hábito producen un vacío en la cavidad oral. Los músculos de los labios se contraen dificultando que el paso del aire rompa el vacío formado.

La deformación causada por el mal hábito depende de:

  • La edad. En la infancia el hueso se está formando y es fácilmente moldeable.
  • La duración en la que se efectúe el hábito (si el hábito se extingue antes de los tres años los efectos son mínimos).
  • La frecuencia con que se efectúe el hábito si durante el día o la noche.
  • La intensidad. Si la succión del dedo en la boca es pasiva o si participa la contracción de toda la musculatura perioral).
  • El número de dedos implicados y  la forma en que se los introducen en la boca.

La persistencia de este hábito se ha asociado a estados de ansiedad, angustia o una forma de encontrar satisfacción.

Consecuencias de la succión digital

  • Maloclusiones
  • Mordida abierta
  • Mordida cruzada posterior
  • Deformación y elevación del paladar
  • Protrusión de incisivos superiores y retrusión de los inferiores
  • Compromete la estabilidad del hueso alveolar
  • Alteraciones de la articulación de las palabras

El grado de la alteración producida dependerá de la duración, intensidad y frecuencia con que se realice el hábito de succión.

Tratamiento de la succión digital

Requiere un abordaje multidisciplinar de diferentes profesionales como el psicólogo, el ortodoncista, otorrinolaringólogo, el logopeda

Respiración oral

Como ya habíamos comentado en el otro artículo, la respiración normal es decir, la fisiológica, es la respiración nasal. Cuando el niño está en época de crecimiento, los tejidos duros y blandos que constituyen la parte de la nariz y alrededores como es el paladar, crecen como consecuencia del paso del aire por la nariz y la acción de los músculos de la región.

Si la respiración es oral y el aire no pasa por la nariz, el paladar se va elevar y estrechar dando lugar a una mala oclusión por el contacto que hay entre el techo del paladar y el suelo de la fosas nasales.

La nariz es el órgano que regula la temperatura del aire que respiramos, este hecho es fundamental para evitar enfermedades respiratorias.

La nariz es la encargada de purificar el aire que se respira, evitando de esta forma infecciones respiratorias.

La nariz humedece el aire que se respira evitando así que se reseque la mucosa que recubre el aparato respiratorio.

El intercambio de gas carbónico por oxígeno que se realiza en los pulmones, es del 100% cuando el aire se respira por la nariz, si el aire se respira por la boca es de un 20% menos, lo que lleva implícito cansancio, falta de atención, concentración, etc.

La respiración oral o bucal, origina cambios en la lengua, labios y mandíbula.

Consecuencias de la respiración oral:

  • Cara estrecha y larga
  • Nariz respingona
  • Labio superior corto e hipotónico
  • Labio inferior grueso hipertónico
  • Músculo de la borla del mentón hipertónico
  • Apiñamiento de dientes
  • Mejillas flácidas
  • Presencia de ojeras
  • Mordida cruzada posterior
  • Mordida abierta anterior
  • Deglución atípica
  • La lengua ocupa una posición incorrecta para facilitar el paso del aire por la boca
  • Borla del mentón más marcada de lo habitual
  • Alteraciones de la voz, la mucosa laríngea está reseca
  • Alteraciones de la articulación
  • Pérdida auditiva, por la obstrucción parcial de las trompas de Eustaquio

Tratamiento de la respiración oral

El manejo diagnóstico terapéutico suele ser una combinación del otorrinolaringólogo, ortodoncista y el logopeda.

Deglución atípica

Resultado de imagen de niños con deglución atipica comiendo

La deglución atípica se define como una inadecuada  postura y uso de la lengua en el momento de la deglución en la fase oral.

Habitualmente se interpreta la deglución atípica como la persistencia del reflejo de “deglución infantil”. Ya que inicialmente el bebé posee un reflejo de succión-deglución de características semejantes adaptado a la lactancia materna que va abandonando gradualmente al acostumbrarse a la masticación y deglución de todo tipo de alimentos. Este estadio evolutivo desaparece progresivamente. Por consiguiente la deglución atípica no es un estadio evolutivo sino una manera atípica de deglutir que puede ser la causa o la consecuencia de alteraciones anátomicas.

En los bebés el tamaño de la lengua es relativamente más grande y está en posición adelantada para poder alimentarse.

Con la erupción de los dientes en el sexto mes, la lengua comienza a retroceder.

Por consiguiente las funciones de la lengua y de los labios se van desarrollando progresivamente en función que van erupcionando el resto de los dientes, hasta establecer una deglución adulta.

Después de la erupción dentaria se produce un cambio del patrón de la deglución.

El niño  suele cambiar su forma de deglutir entre los dos años y medio a tres años de edad aproximadamente.

Entorno a los cuatro años de edad, la deglución completa su maduración y sus características son parecidas a las del adulto.

La deglución atípica se produce cuando el patrón deglutorio infantil sigue después de la erupción de los dientes anteriores.

Este hábito está relacionado con

  • La succión del pulgar
  • La alimentación prolongada con el biberón
  • La respiración oral u bucal
  • La succión del chupete más allá de la edad recomendada
  • El retraso en el desarrollo del Sistema Nervioso Central

Tratamiento de la deglución atípica

El manejo diagnóstico terapéutico generalmente es una combinación de logopedia y ortodoncia.

Sobre el tema de la deglución atípica se escribirá un artículo más amplio.

Succión labial o lingual

Se produce cuando el niño interpone el labio, normalmente el inferior, en la fase de deglución, o también en situación de reposo, entre los incisivos inferiores y superiores. Frecuentemente este hábito se ocasiona de forma secundaria al hábito de succión digital.

Algunas veces puede estar ocasionado por alteración maxilomandibular.

La succión también puede ser de una o de ambas mejillas o de la lengua, en este caso el niño pone la lengua en los incisivos inferiores y con los superiores mordisquea el dorso de la lengua.

Puede provocar lesiones en la mucosa, en los carrillos y en los labios, pero es especialmente preocupante cuando el niño está creciendo ya que puede ocasionar alteraciones en los dientes y en la mandíbula.


 En el caso del niño de la imagen se puede observar que:

El labio inferior se sitúa entre los incisivos superiores, dando lugar a protrusión de incisivos superiores, a retrusión de incisivos inferiores. Pudiendo ocasionar irritación en la piel a casusa de la saliva y el roce de los dientes.

Consecuencias de la succión labial o lingual

  • Si se interpone el labio superior, se dará retrusión de incisivos superiores con protrusión de incisivos inferiores y en ocasiones  también del cuerpo mandibular
  • Si se interpone el labio inferior, se dará protrusión de los incisivos superiores y retrusión de los inferiores
  • También pueden originar una mordida abierta anterior
  • Incompetencia labial.
  • Retrognátismo mandibular
  • La succión se una o ambas mejillas, provocará la intrusión de molares y premolares
  • La succión de la lengua puede ocasionar desborde lingual

Tratamiento de la succión labial o lingual

Generalmente es una combinación de logopedia y ortodoncia.

 Succión del chupete

Resultado de imagen de cuando recomiendan los pediatras usar el chupete

La conveniencia de usar o no el chupete, ha dado lugar a muchos debates entre los profesionales sanitarios y entre los padres. Pero es necesario que los papás sean convenientemente asesorados por los diferentes  profesionales sanitarios, sobre los beneficios e inconvenientes del uso del chupete.

A continuación os dejo un link, para que podáis leer lo que aconseja la Asociación Española de Pediatría. Sobre el uso del chupete y la lactancia materna.

http://www.aeped.es/comite-lactancia-materna/documentos/uso-chupete-y-lactancia-materna.

Beneficios del uso del chupete, dentro de la edad recomendada
  • Reduce el riesgo del Síndrome de Muerte Súbita
  • Es beneficioso ofrecer un chupete al niño, cuando duerme después del primer mes de vida (Según los profesionales, es cuando hay riesgo de Muerte Súbita).
  • Favorece el control de la respiración por la posición de la lengua.
  • El chupete debe utilizarse cuando se ha establecido una correcta lactancia materna, es decir, a partir del primer mes de vida.
  • Calma al bebé.
  • Cubre las necesidades de succión no nutritivas.
Inconvenientes del hábito del chupete más allá de la edad recomendada, la recomendación generalizada es que, a partir del primer año de edad se vaya eliminando el uso del chupete.
  • Menor crecimiento del maxilar.
  • Deformación del paladar.
  • Maloclusión dentaria.
  • Protrusión de los incisivos anteriores.
  • Otitis media.
  • Dificultad en la correcta articulación de los sonidos.

Procurar  que el niño no mantenga el hábito de succión del chupete, cuando está en la edad de producir sus primeras palabras.

Igualmente es necesario saber que el uso del biberón, después de la edad recomendada, puede originar las mismas dificultades que el uso del chupete, ya que la succión de la tetina de un biberón, es similar a la de un chupete. La diferencia está en que, el biberón cubre la necesidad de succión nutritiva y que la frecuencia de uso es menor. Pero es importante que el niño comience a tomar alimentos sólidos. Que mastique, que use los músculos de su boca, porque ejercitando los músculos de la cara, la boca y la lengua; tendrá una mejor pronunciación de los sonidos, por consiguiente hablará mejor.

Tratamiento de la succión del chupete

Requiere un abordaje multidisciplinar de diferentes profesionales como el pediatra, el ortodoncista, y el logopeda.

Otros hábitos que pruducen patologias dentales

  • Bruxismo es un frotamiento o apretamiento no funcional  de los dientes que puede causar alteraciones dentarias.

El bruxismo se da tanto en niños como en adultos, es muy frecuente en el Síndrome de Down.

  • La acción de colocarse constantemente objetos en la boca y mordisquéarlos, son hábitos perniciosos que interfieren en una correcta oclusión dentaria.
  • Masticar los alimentos únicamente por un lado de la boca puede originar, asimetría, hipertrofia.
  • Onicofagia consiste en moderse constantemente las uñas, lo que origina lesiones y desgastes en el relieve de los incisivos y en el esmalte.

Todos los habitos suelen tener un origen ansioso

Tratamiento

Combinación de modificación de conducta y ortodoncia en el caso del bruxismo

La intervención precoz y temprana de los hábitos orales no fisiológicos, redundará en un desarrollo equilibrado y funcional del sistema estomatognático.

A continuación os dejamos un video sobre los malos hábitos orales en la infancia, las malformaciones orofaciales que pueden originar éstos, así, como los diferentes profesionales que la deben de tratarlas. El video es muy práctico y está acompañado de ejemplos muy ilustrativos ¡Esperamos que os sea de gran ayuda!

En próximos artículos hablaremos sobre la deglución atípica.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Diplomada en Logopedia por la Universidad Complutense de Madrid, Experta en Patología de la Voz, Experta en Intervención Logopédica: Perturbaciones del Lenguaje y la Audición por la Facultad de Alcalá de Henares, Educadora de discapacitados Psíquicos y físicos y he realizado diferentes cursos dentro del ámbito logopédico.

Leave A Comment