La enfermedad de Parkinson

¿Qué es la enfermedad de Parkinson?

La enfermedad de Parkinson es un trastorno neurológico del movimiento progresivo y degenerativo. Generalmente se manifiesta después de los 65 años de edad, sin embargo puede desarrollarse precozmente antes de los 50 años de edad. Afecta por igual a hombres y a mujeres.

El Parkinson es una enfermedad crónica y afecta de distinta forma a las personas que la tienen.

Causas de la enfermedad de Parkinson.

Pese a todos los avances de la neurología, actualmente no se conoce con exactitud, los factores etiológicos y desencadenantes de la enfermedad de Parkinson.

La enfermedad de Parkison se produce cuando se dañan o se mueren células nerviosas, o neuronas en el cerebro. Los síntomas más habituales son el resultado de la pérdida de neuronas en la sustancia negra. Ls neuronas producen una sustancia química denominada dopamina. La pérdida de dopamina causa deterioro del movimiento, ocasionando los síntomas clínicos de la enfermedad de Parkinson.

Síntomas principales de la enfermedad de Parkinson.

La enfermedad de Parkinson implica múltiples síntomas que se pueden  presentar en diferente intensidad entre los afectados y según el momento evolutivo. En función que la enfermedad avanza se hace cada vez más discapacitante, dificultando e incluso imposibilitando a la persona afectada el realizar las actividades de la vida diaria. Igualmente afecta a otros aspectos de gran relevancia como es la comunicación, la deglución y la agilidad del pensamiento.

  • Temblor en reposo: Se manifiesta de forma característica durante el reposo y disminuyen al realizar un movimiento voluntario. No se da en todos los pacientes.
  • Rigidez: Los músculos se tensan y contraen y puede existir dolor. La rigidez suele afectar a la mayoría de los afectados.
  • Bradicinesia: Lentificación de los movimientos voluntarios y automáticos. Inexpresión facial. Micografía (letra pequeña). Torpeza motora.
  • Alteraciones posturales: Inclinación del tronco y de la cabeza hacia delante.
  • Anomalías al andar: Problemas al andar, los pasos se hacen cortos o rápidos, confusos y arrastran los pies. Disminución del braceo al caminar. Congelación y bloqueo.
  • Desequilibrio: propulsión/retropulsión. Facilidad para las caídas.

Problemas asociados más frecuentes relacionados con el ámbito logopédico.

La alteración neurológica de la enfermedad de Parkinson puede dañar a los mecanismos motores implicados en el acto de la deglución y comunicación.

  • Disfagia: Los afectados de Parkinson tienen afectada la musculatura que interviene en el proceso de masticación y deglución, favoreciendo la acumulación de saliva y de alimentos dentro de la cavidad oral. Por consiguiente es habitual el atragantamiento, el derrame de los alimentos fuera de la boca, la dificultad para tragar la saliva, y para mantener la boca cerrada.
  • Disartria: Un cincuenta por ciento de los afectados van a tener problemas para articular bien las palabras. El habla del paciente se caracteriza por tener una sonoridad e intensidad monótona, pérdida progresiva del volumen de la voz, e inadecuada prosodia. Existen pausas para respirar entre las palabras y sílabas repercutiendo a la fluidez verbal y al ritmo del habla. La articulación de los sonidos está alterada y se dan vacilaciones antes de hablar.
  • Pérdida de la expresividad facial: El rostro pierde expresividad, lo que dificulta al interlocutor poder  interpretar el estado emocional de la persona afectada de Parkinson.
  • Trastornos respiratorios: las dificultades respiratorias que tienen los afectados afectan directamente a la voz pues la respiración es fundamental para una correcta emisión de la voz.

Otros trastornos asociados

  • Depresión y ansiedad.
  • Lentificación del pensamiento.
  • Trastornos del sueño.
  • Dolores.
  • Estreñimiento.
  • Incontinencia urinaria.
  • Disminución del sentido del olfato.
  • Disminución del parpadeo.

Tratamientos en la enfermedad de Parkinson.

Actualmente el tratamiento curativo de la enfermedad de Parkinson no existe. Los tratamientos que se realizan a día de hoy van dirigidos a mejorar los síntomas derivados de la patología.

El tratamiento puede ser farmacológico o quirúrgico. Estos tratamientos van dirigidos a restituir el déficit de dopamina de los ganglios basales del cerebro de los enfermos de Parkinson.

Estos tratamientos pueden complementarse con un tratamiento no farmacológico integral encaminado a tratar las disfunciones propias de la enfermedad. Como es el caso de la rehabilitación logopédica cuyo objetivo es mejorar la calidad de vida de los afectados.

El logopeda es el profesional especializado en la rehabilitación integral de las alteraciones de la comunicación y la deglución de los afectados de Parkinson.

La logopedia se encuentra dentro del programa general terapéutico donde actúan todos los profesionales implicados en el tratamiento global de la persona.


No dejéis de leer nuestro blog en próximos artículos os hablaremos sobre la terapia de logopedia en el Parkinson.

Diplomada en Logopedia por la Universidad Complutense de Madrid, Experta en Patología de la Voz, Experta en Intervención Logopédica: Perturbaciones del Lenguaje y la Audición por la Facultad de Alcalá de Henares, Educadora de discapacitados Psíquicos y físicos y he realizado diferentes cursos dentro del ámbito logopédico.

Leave A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.