Trastornos del lenguaje

Los trastornos del lenguaje.

Las dificultades del lenguaje deben ser abordadas en el momento que surgen, desde la atención primaria en los centros de pedriatría hasta ser derivados a los profesionales pertinentes.

Los trastornos del lenguaje son un conjunto muy variado de alteraciones en el desarrollo o adquiridas, caracterizadas generalmente por dificultad en la comprensión, expresión y uso del lenguaje.

Trastornos a nivel comunicativo:

  • Trastorno del Espectro autista (TEA).
  • Déficit cognitivos severo.
  • Mutismo.

Trastornos a nivel del lenguaje:

  • Retraso simple del lenguaje (RSL).
  • Trastorno especifico del lenguaje (TEL).
  • Afasias infantiles.

Trastornos a nivel del habla:

  • Dislalias, alteraciones fonológicas y retraso del habla.
  • Disglosias.
  • Disartrias.
  • Disfemia/ tartamudez.

Trastornos a nivel de la voz:

  • Disfonía.
  • Afonía.

Componentes y funciones del lenguaje

Resultado de imagen de forma, contenido uso lenguaje

El lenguaje está formado por los siguientes aspectos o componentes:

Forma del lenguaje hace referencia a cómo se dice.

  • Fonética y fonología.
  • Morfología y sintaxis.

Contenido del lenguaje hace referencia a lo que se dice.

  • La semántica y el léxico.

Uso del lenguaje hace referencia para que se dice.

  • La pragmática.

Cuando existe un trastorno del lenguaje pueden estar uno o varios componentes alterados, incluso la alteración de un uno de ellos puede afectar a otros

Por ejemplo, una alteración en la forma va a afectar al contenido, no es lo mismo decir » el niño coge el coche» que «el coche coge al niño».

Las alteraciones en uno o en varios componentes del lenguaje van a afectar a las funciones compresiva y expresiva del lenguaje dando lugar a dificultades en la comunicación.

Los trastornos del lenguaje tienen causa diferente, por consiguiente, van a tener una evolución, tratamiento y pronóstico diferente. Requieren de la colaboración de varios profesionales para poder ser evaluados y tratados con éxito.

El desarrollo del lenguaje en los niños de o a 6 años.

El lenguaje es el principal medio de comunicación en las personas, por medio de él trasmitimos información, ideas, sentimientos y regulamos el pensamiento. El niño lo adquiere de una manera natural, dentro de un contexto de interacción con sus padres.

El  desarrollo del lenguaje requiere de una adecuada maduración biológica, de la integridad auditiva, de un desarrollo adecuado del aparato fono-articulatorio y de las influencias ambientales.

Etapas del desarrollo verbal en el niño.

La mayoría de los niños pasa por las siguientes etapas dentro de un tiempo esperado.

Etapa prelingüística: abarca el primer año de vida. Comprende las expresiones vocales y sonidos que hace el bebé desde el llanto a los gorjeos y balbuceos en su primer año de vida. Esta etapa tiene un valor trascedental en la configuración de las bases del desarrollo lingüístico, influye significativamente en el desarrollo posterior del lenguaje del niño, es decir, va permitir la producción de sonido, sílabas y palabras.

Etapa lingüística: comienza cuando el niño dice su primera palabra alrededor del primer año de vida, ya no solo realiza emisiones de sonidos sino que comienza a expresarse verbalmente por medio de palabras y frases con contenido semántico y sintáctico.

En el caso del habla infantil, es habitual encontrar que los niños que no articulan bien, sustituyan un fonema (sonido) por otro, omiten sonidos, dentro de lo que se considera dislalia evolutiva. Pero si los niños siguen manteniendo estos procesos de simplificación fonológica (reducción de la sílaba al esquema consonante-vocal,  dice «pato» en lugar de «plato», asimilación dice «Malolo» en lugar de «Manolo», sustitución dice «toche» en lugar de «coche»; estos procesos el niño los realiza para facilitar su pronunciación comprometen  entre otros aspectos la inteligibilidad del lenguaje), en edades más avanzadas, es decir, a partir de los tres años, requieren de una valoración y un posterior tratamiento logopédico.

A la edad de 2-3 años el nivel del  habla debe ser inteligible en un 50-75% de los casos, de 4-5 años en un 75-90% y a los 5 años de un 90-100% pudiendo existir algún error de articulación.

Entre los 2-5 años de edad es habitual que cuando los niños quieran decir algo cometan algún bloqueo o repeticiones de las palabras, es lo que se conoce con el nombre de tartamudez evolutiva, suele desaparecer sola en un alto porcentaje de niños; nunca se debe de corregir al niño, ni mostrar preocupación delante de él, por su manera de hablar. Si las dificultades del habla no se normalizan o se establecen más, es mejor que pida asesoramiento a un profesional, pero nunca llame la atención sobre la forma de hablar a su niño.

Otros niños pueden tener una articulación correcta, hablar muy bien e incluso su lenguaje puede ser superior a su edad esperada. Pero van a mostrar dificultad para adaptarse al contexto comunicativo, es como si estuvieran hablando para sí mismos, sin tener en cuenta con la persona con la que están hablando.

Otros niños pueden tener dificultad para utilizar la palabra exacta dentro de una frase, para utilizar la palabra adecuada dependiendo del contexto comunicativo o dificultad para comprenderlo que se les dice.

Aunque cada niño tiene un ritmo de desarrollo distinto cabe esperar que todos pasen por las mismas etapas en un tiempo considerado normal. Muchos padres tienen que someterse al reto de saber si su hijo sigue un desarrollo normal del lenguaje, o por el contrario tiene alguna dificultad. Por este motivo no saben cómo actuar e incluso en muchas ocasiones son asesorados por personas con poca habilidad y sentido común trasmitiéndoles mensajes como «aún es pequeño, no te preocupes, ya hablará». Dejar pasar el tiempo no está justificado. La prevención temprana mejora el pronóstico, por consiguiente la calidad de vida del niño y de sus familiares.

A continuación os dejamos una tabla sobre el desarrollo del lenguaje normal de  0 a 6 años de edad.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El primer paso que deben dar los padres ante  la sospecha de un trastorno del lenguaje o de la comunicación en general es solicitar ayuda, no hay que esperar que el niño sea más mayor para que se haga un diagnóstico. Lo que puede ser inicialmente un retraso si no se atiende precozmente y se mantiene en el tiempo puede llegar a afectar a la comunicación del niño en general. Por consiguiente afectará a los posteriores aprendizajes y al desarrollo global del niño.

Saber qué es normal y qué no a esta edad puede ayudar a los padres a saber si las dificultades que tiene su niño: si responde a una inmadurez propia del lenguaje en un momento dado, a un retraso del lenguaje o a un trastorno. Por consiguiente, cuando los padres detecten algún problema en el lenguaje o de la comunicación es importante solicitar ayuda para que deriven al niño a los profesionales pertinentes.

A continuación os dejamos una tabla con los signos de alerta por edades, para poder detectar un problema en el desarrollo del lenguaje o de la comunicación en general:

Si pensáis que vuestro hijo tiene alguno de estos signos no dejéis de pedir ayuda y recordad la importancia que tiene la intervención temprana para la mejora en el pronóstico de cualquier problema.

Con este artículo hemos pretendido por un lado, poder ayudar a todos los padres que lo necesiten, y por otro lado, queremos colaborar en la concienciación de la detención e intervención temprana de los trastornos del lenguaje y la comunicación en general.

No dejéis de leer nuestro blog, os seguiremos escribiendo sobre temas de gran interés.

 

 

 

 

 

 

 

Diplomada en Logopedia por la Universidad Complutense de Madrid, Experta en Patología de la Voz, Experta en Intervención Logopédica: Perturbaciones del Lenguaje y la Audición por la Facultad de Alcalá de Henares, Educadora de discapacitados Psíquicos y físicos y he realizado diferentes cursos dentro del ámbito logopédico.

Leave A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola