La afasia / Pérdida del lenguaje

/, Ictus, Logopedia, Trastornos del lenguaje/La afasia / Pérdida del lenguaje

La afasia / Pérdida del lenguaje

La afasia

Escribir un texto sobre la afasia sin utilizar un lenguaje técnico y especializado, no es fácil. Pero es necesario realizar un esfuerzo para que este artículo pueda ser leído y comprendido por todas aquellas personas que tienen un familiar que ha perdido el lenguaje, por ello utilizaremos un lenguaje sencillo y práctico. Pues nuestro objetivo es poder ayudar al paciente afásico ,decimos» paciente afásico»porque cada paciente va tener una sintomatología diferente, que va requerir de una rehabilitación diferencia y personalizada.

¿Qué es la afasia?

Antes de adentrarnos en el artículo consideramos necesario hacer una definición de la afasia y matizar algunos pequeños conceptos.

La afasia es la pérdida del lenguaje. Debido a una lesión en el Sistema nervioso central o en las áreas del cerebro encargadas del lenguaje. Cuyas causa pueden ser múltiples.

En la imagen se puede observar las diferentes áreas del cerebro que se activan para distintas funciones. Cuando un área se lesiona no podrá mandar la información a otras áreas no lesionadas, por consiguiente la zona del cerebro no dañada no podrá funcionar como antes del daño cerebral.

El cerebro actúa de manera global, aunque el lenguaje generalmente se encuentre en el hemisferio izquierdo que es la zona del cerebro especializada para el lenguaje, para la mayoría de las personas . Sin embargo para una minoría de personas el lenguaje se halla en el hemisferio derecho.

Como hemos comentado el cerebro funciona como un todo, por lo que una lesión cerebral afectará al cerebro en su conjunto.

Cuando alguna zona del cerebro destinada al lenguaje sufre un daño y a consecuencia de él se pierde el lenguaje o deteriora  se produce una afasia.

La afasia es una secuela del daño cerebral, por consiguiente puede ir acompañada de otras alteraciones como problemas de memoria, hemiplejia, apraxia (pérdida o dificultad para realizar patrones motores voluntarios, ocasionados por una lesión en el Sistema Nervioso Central), disfagia y disartria.

No todas las zonas del cerebro tienen la misma función por lo que dependiendo de la zona dañada y de la extensión del daño el paciente tendrá unas dificultades u otras con el lenguaje.

La persona con afasia va a tener deteriorada o perdida la capacidad para comunicarse que previamente tenía, pudiéndose ver alterado  tanto el lenguaje expresivo,  como el comprensivo, al igual que  la lectura y la escritura.

La afasia de adultos hace referencia a aquellas personas que han perdido el lenguaje por un daño cerebral , a partir de los 12 años de edad.

Grado de severidad de la afasia

Dependiendo de la gravedad y extensión de la lesión y de las zonas del cerebro que estén dañadas el paciente va tener diferentes dificultades para poderse comunicarse.

  • Algunos pacientes van a poder mantener una conversación prácticamente normal, pueden tener cierta dificultad en la fluidez del habla, dificultad para encontrar la palabra exacta para expresar una idea, pueden mostrar ciertos problemas cuando el lenguaje es complejo o cuando en la conversación participan varias personas. Generalmente la comprensión está conservada.
  • Otros pacientes necesitan ayuda constante  para poderse expresar, tienen dificultad para mantener una conversación, generalmente hay que adivinar lo que quieren decir, siendo el intercambio comunicativo muy difícil. La comprensión suele estar afectada.
  • Para otros pacientes su comunicación está muy alterada, resulta prácticamente imposible comunicarse e incluso puede haber mutismo o tener una o dos palabras con significado emocional, para comunicarse. La comprensión va estar  muy alterada.

Cuando una persona  no encuentra la palabra para decir lo que quiere y además es consciente de su dificultad, el paciente sufre y quizás tras muchos intentos fallidos por encontrar la palabra y no lo consigue,  puede que  termine abandonando  la intención de comunicarse.

Otras personas pueden hablar mucho e incluso  con palabras inventadas, utilizando un tono, melodía ,volumen y gestos adecuados,  sin comprender lo que dicen, ni lo que se les dice. No son conscientes de su dificultad e incluso se pueden molestar, porque para ellos los que no comprenden el mensaje son sus familiares o las personas con las que se está comunicando.

Otros pacientes puede que no puedan decir ninguna palabra o que no comprendan nada de lo que se les diga.

Clasificación de las afasias.

En este artículo tan solo vamos hacer mención de manera muy sencilla y práctica  a las dificultades que pueden tener un paciente afásico  para comunicarse. En próximos artículos se hará mención a los diferentes cuadros afásicos desde un punto de vista más técnico, pero no por ello carecerá de valor práctico.

La forma más usual y a la vez sencilla  de referirse a los síndromes o patologías afásicas es agruparlos en tres grandes grupos de afasias: expresiva, receptiva y mixta. Pero no siempre será fácil, sobre todo en los primeros momentos para diagnosticar al paciente dentro de un cuadro afásico, sobretodo en el proceso agudo de la afasia, ya que los síntomas que presenta el paciente en la primeras fases no siempre  pueden encajar de manera clara en un único síndrome.

Existen distintas formas de clasificar las afasias, nosotros solo vamos a hacer mención a las más conocidas  y nombrando las características más destacables de cada una de ellas:

  • La afasia de Broca: afecta a la expresión del lenguaje verbal, existen dificultades articulatorias, escaso vocabulario, las frases son cortas, dificultad para encontrar las palabras. La escritura y lectura están alteradas. Practicamente está conservada la comprensión. Suele darse hemiplejia del lado derecho que varía en gravedad.
  • La afasia de Wernicke:  la expresión verbal es normal en cuanto a longitud y melodía, pero se caracteriza por una jerga que generalmente no permite comprender las expresiones, se inventan palabras que resultan ininteligibles para el oyente. Está  muy  alterada la comprensión, incapacidad para comprender palabras. No pueden organizar las palabras por lo que el discurso es incoherente. No son conscientes de su dificultad. Está alterada la escritura y la lectura. No suelen darse problemas motores.
  • La afasia global: el paciente tiene graves dificultades tanto en la expresión como en la comprensión del lenguaje. Estando gravemente afectado el lenguaje. Puede existir mutismo, es decir, el paciente no dice ninguna palabra o en el caso de decir alguna suele ser siempre la misma palabra. Alteración de la lectura y escritura. Generalmente se acompaña de hemiplejia derecha.

Cuando la persona pierde el lenguaje existe un periodo de recuperación espontánea, es decir, el paciente puede recuperar o mejorar las  funciones del lenguaje pérdidas sin ningún tipo de rehabilitación, esto se debe a una serie de procesos fisiológicos como por ejemplo a la disminución del edema y a las estrategias que utiliza el paciente . Sin embargo  no podemos olvidar que es  fundamental e imprescindible  la evaluación y la terapia  por parte de un logopeda especializado en daño cerebral,  lo más precoz posible.

La recuperación que surge posteriormente está atribuida a la terapia del lenguaje que se centra en el reaprendizaje del lenguaje y a la reorganización del lenguaje en el cerebro del paciente afásico.

Es necesario hacer referencia por un lado a que la plasticidad cerebral que permite seguir aprendiendo, aunque en ocasiones esté más limitada por la edad del paciente, por otro lado, aquellas  zonas del cerebro que han quedado intactas, que de alguna manera puede suplir las funciones pérdidas o deterioradas aunque nunca con la especificidad que lo hacían las áreas del cerebro destinadas a la función del lenguaje.

En algunas ocasiones las lesiones son tan extensas que aunque la terapia sea la adecuada, la recuperación del lenguaje será mínima.

Los 6 primeros meses son fundamentales, pues en ellos es cuando el paciente recupera más las funciones perdidas o deterioradas del lenguaje. Después del año la recuperación es más lenta.

Generalmente son pocos los pacientes que recuperan la totalidad del lenguaje. No obstante la rehabilitación logopédica ayuda a los pacientes para que tengan un lenguaje casi normal o para que puedan comunicarse.

Objetivos de la terapia del lenguaje.

Una vez evaluado el estado lingüístico del paciente se establecerán los objetivos de la terapia del lenguaje. Para ello es imprescindible  respetar los mecanismos que cada paciente tiene para activar las funciones del lenguaje pérdidas o deterioradas.

En rasgos generales serían:

  • Estimular el lenguaje para que el paciente se pueda comunicar de manera más eficaz.
  • En los casos que sean necesarios inhibir aquellas conductas patológicas que impiden que el lenguaje sea funcional o coherente.
  • Reestablecer el lenguaje.
  • Mejorar la comprensión.
  • Asesorar a los familiares.

La rehabilitación del lenguaje debe respetar los mecanismos de aprendizaje que cada paciente tiene.

Consejos para familiares.

Si su familiar ha perdido el lenguaje o lo tiene deteriorado como consecuencia de un daño cerebral, entonces tiene lo que se conoce con el nombre de afasia. Posiblemente estos consejos le puedan ayudar :

  • Hable de manera lenta y directamente.
  • Utilice un lenguaje sencillo, pero adulto.
  • Repita el contenido de las palabras que mayor significado comunicativo tengan.
  • Si no ha comprendido algo vuelva a repetírselo.
  • Elimine los distractores como la televisión, la radio…etc.
  • No hablen varias personas a la vez para dirigirse a su familiar, ni le den la misma información de forma distinta.
  • Permita todo tipo de comunicación a su familiar, como pueden ser gestos o señalar.
  • Permita que tu familiar se pueda expresar, dándole el tiempo que necesite.
  • Deje que su familiar participe en las conversaciones.
  • Tenga en cuenta su opinión sobre todo en asuntos familiares.
  • No corrija su forma de hablar, ni corrija sus errores.
  • Intente que su familiar hable y que se sienta cómodo haciéndolo.
  • Sea siempre sincero.
  • Valore sus intentos, por pequeños que le parezcan, pues siempre son muy significativos.

Cuando un paciente pierde el lenguaje, la familia es fundamental en el proceso de rehabilitación ayudan a que la terapia sea más eficaz y a que su familiar pueda comunicarse mejor.

En próximos artículos se escribirá sobre la afasia de manera más detallada. El campo de la afasia es muy amplio y aún nos queda mucho camino que recorrer.

By |2016-10-14T21:41:09+00:00agosto 14th, 2016|Categories: Afasia, Ictus, Logopedia, Trastornos del lenguaje|0 Comments
Diplomada en Logopedia por la Universidad Complutense de Madrid, Experta en Patología de la Voz, Experta en Intervención Logopédica: Perturbaciones del Lenguaje y la Audición por la Facultad de Alcalá de Henares, Educadora de discapacitados Psíquicos y físicos y he realizado diferentes cursos dentro del ámbito logopédico.

Leave A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola